Hepatitis Aguda Infecciosa A y B


¿Qué es la hepatitis aguda infecciosa?

aguaLa hepatitis es una inflamación del hígado producida por varios virus. El más frecuente en los países en desarrollo es el virus A que se transmite por vía oral desde los seres humanos a través de alimentos contaminados. La hepatitis B se transmite por vía sanguínea o de secreciones infectadas. Las vías de infección más característica es a través de punciones venosas o productos sanguíneos infectados (transfusiones). Es más frecuente entre los que usan drogas de abuso inyectables y por contacto sexual con personas infectadas. En cualquiera de los casos (y también las causadas por otros virus) puede derivar a una enfermedad grave y mortal. La hepatitis B tiene una evolución más frecuente a la insuficiencia hepática aguda grave y muerte si no se trata oportuna y adecuadamente. El diagnóstico debe hacerlo un médico, quien además debe tratar al enfermo. Se sospecha, la hepatitis, cuando el niño presenta decaimiento, inapetencia, vómitos y fiebre de poca intensidad. Frecuentemente tambíen se queja de un dolor pesado en la boca del estómago. Al segundo o tercer día la orina se vuelve de color té cargado o coca cola y las deposiciones blancas o color masilla. Al tercer o cuarto día de estos síntomas , aparece la ictericia o pigmentación amarilla de la piel y el niño parece sentirse mejor y mejora en los siguientes días desapareciendo la ictericia en la semana que sigue. En otros casos el niño no mejora y las molestias aumentan al igual que la ictericia y debe ser hospitalizado. Los sangramientos y las alteraciones de conciencia son signos de agravamiento en una hepatitis. Aún así el niño puede mejorar o quedar con daño crónico. Existen formas rápidamente progresivas que pueden llevar a la muerte si el niño no recibe un transplante de hígado. El período de incubación puede ser de hasta 3 meses después del contacto con la persona enferma, más frecuentemente es de 30 días. Como existen muchos virus que pueden causar la hepatitis, se necesitan exámenes para afinar el diagnóstico en cuanto al tipo de virus que la origina.

¿ Cómo es el tratamiento ?

El tratamiento consiste preferencialmente en reposo y dieta sin grasas con prohibición del alcohol y algunos medicamentos que pueden aumentar el daño. Un porcentaje variable puede quedar con hepatitis crónica. ¿ Cómo se contagia ? La hepatitis es contagiosa durante los primeros días de la enfermedad y algunos antes de que aparezcan los signos característicos, por lo que hay que evitar el contacto directo con otros niños y tener cuidado de eliminar las heces y objetos usados por el enfermo, separadamente. El cuidadoso lavado de manos de las personas que atienden al enfermo es esencial para evitar la propagación de la enfermedad. Las heces debieran tratarse con agua clorada antes de eliminarse. En caso de existir contacto antes del dignóstico se puede colocar una inyección de gamaglobulina de banco para evitar la infección.

¿ Se puede prevenir ? Actualmente existe vacuna de hepatitis A y B. Si bien es cierto que la hepatitis B no es común, dada la gravedad de sus complicaciones, se recomienda la vacunación a las personas expuestas. En nuestro caso es importante también la vacuna de hepatitis A, que si bien es cierto tiene menos complicaciones que la causada por el tipo B de virus, es más frecuente en nuestro medio. Esta última se indica que se realice entre los 2 a 4 años. En los países industrializados la vacuna de hepatitis B forma parte del programa normal de vacunación y se inicia en el etapa de recién nacido.

¿Cuándo se debe sospechar una hepatitis?

hortalizasSe sospecha, la hepatitis, cuando el niño presenta decaimiento, inapetencia, vómitos y fiebre de poca intensidad. Frecuentemente también se queja de un dolor pesado en la boca del estómago. Al segundo o tercer día la orina se vuelve de color té cargado o coca cola y las deposiciones blancas o color masilla. El diagnóstico debe hacerlo un médico, quien además debe tratar y controlar al enfermo. Al tercer o cuarto día de estos síntomas , aparece la ictericia o pigmentación amarilla de la piel y el niño parece sentirse mejor y mejora en los siguientes días desapareciendo la ictericia en la semana que sigue.

¿Cuándo se debe pensar que la enfermedad puede complicarse?

En otros casos el niño no mejora y las molestias aumentan al igual que la ictericia y debe ser hospitalizado. Las hemorragias y las alteraciones de conciencia son signos de agravamiento en una hepatitis. Aún así el niño puede mejorar o quedar con daño crónico. Existen formas rápidamente progresivas que pueden llevar a la muerte si el niño no recibe un transplante de hígado.

¿Cuál es el período de incubación de la enfermedad?

El período de incubación puede ser de hasta 3 meses después del contacto con la persona enferma, más frecuentemente es de 30 días en el caso de la hepatitis A y algo mas prolongado en la hepatitis B.

¿ Cómo es el tratamiento ?

examenes03El tratamiento consiste preferencialmente en reposo y dieta sin grasas con prohibición del alcohol y algunos medicamentos que pueden aumentar el daño. Un porcentaje variable puede quedar con hepatitis crónica, pese a un tratamiento adecuado.

¿ Cómo se contagia ?

La hepatitis es contagiosa durante los primeros días de la enfermedad y algunos antes de que aparezcan los signos característicos, por lo que hay que evitar el contacto directo con otros niños y tener cuidado de eliminar las heces y objetos usados por el enfermo, separadamente. El cuidadoso lavado de manos de las personas que atienden al enfermo es esencial para evitar la propagación de la enfermedad. Las heces debieran tratarse con agua clorada antes de eliminarse. En caso de existir contacto antes del diagnóstico se puede colocar una inyección de inmunoglobulina de banco para evitar la infección. Las personas infectadas con el virus de la Hepatitis B, pueden ser portadores de la enfermedad y por lo tanto pueden transmitir la enfermedad por su sangre o secreciones por largo tiempo, probablemente durante toda su vida.

¿ Se puede prevenir ?

vacunasActualmente existe vacuna de hepatitis A y B. Si bien es cierto que la hepatitis B no es común, dada la gravedad de sus complicaciones, se recomienda la vacunación a las personas expuestas. En nuestro caso es importante también la vacuna de hepatitis A, que si bien es cierto tiene menos complicaciones que la causada por el tipo B de virus, es más frecuente en nuestro medio. Esta última se indica que se realice entre los 2 a 4 años. En los países industrializados la vacuna de hepatitis B forma parte del programa normal de vacunación y se inicia en el etapa de recién nacido.

Deja un comentario