Lesiones de la boca


Las heridas cortantes de la lengua y de las paredes de la boca en la zona de las mejillas son producidas por los dientes a consecuencia de golpes y caídas.

También pueden producirse moretones y contusiones de los labios asi como rotura o aflojamiento de los dientes. La rotura del frenillo entre el labio y las encías también es común, aunque inocuo. Las heridas cortantes de la boca no requieren, en general suturas, a menos que sean muy profundas y amplias y sangren en exceso sin que se pueda cohibir el sangramiento con compresión.

Exceptuando estos casos las heridas cortantes sanan en un plazo no superior a 3 o 4 días. En este lapso pueden adoptar un aspecto muy feo como de úlceras con un fondo blanco sucio que asusta mucho, pero que no tiene mayor importancia, sino se acompaña de otros síntomas, como fiebre o hinchazón de la cara.

¿Qué hacer ?

Para detener la hemorragia presione el lugar de la hemorragia contra los dientes o la mandíbula durante 10 minutos. Si se trata de la lengua, apriete el lugar de sangrado utilizando una gasa estéril o un paño limpio si no dispone de gasa. Una vez que el sangrado del labio interno se detenga, no traccione el labio hacia afuera para observarlo. Administre paracetamol o ibuprofeno para el dolor.

Ofrézcale a su hijo una dieta de alimentos en forma de líquidos y papillas durante un día aproximadamente y evitre los alimentos salados, ácidos y muy calientes que pudieran causar dolor. Enjuáguele la boca con agua tibia después de los alimentos a fin de eliminar la comida de la herida.

Comuníquese con su médico si la cortada es profunda y muy amplia y continúa sangrando pese a la compresión. Si la lesión es en la parte posterior de la garganta, en las amígdalas o en el paladar. Si el área de la lesión parece estar infectada y en particular si el dolor o la inflamación aumentan después de 48 horas y la cara se hincha y tiene fiebre.

Deja un comentario