Furúnculos


Representan una de las formas de infección de la piel o sus anexos como folículos pilosos o glándulas sebáceas.

En este caso es la infección de un folículo de un pelo por bacterias como el estáfilococo dorado, habitante frecuente de la piel de los niños.

Se manifiesta como un pequeño volcán rojo con una punta blanca o amarilla que revela su contenido de pus. Habitualmente duele y puede dar fiebre en los niños pequeños.

El lugar más frecuente de aparición es el cuello y la zona de las axilas o región genital e inguinal. Si Ud. es capaz de identificar un forúnculo en formación aplíquele ungüento antibiótico apenas lo descubra y continúe con este tratamiento cada 8 horas, cubriendo la zona con un parche curitas (banditas).

Vigílelo diariamente y si no nota mejoría a las 24 horas o al menos detención de su crecimiento o si el niño presenta fiebre llame a su médico para que le indique el antibiótico por vía oral y las dosis adecuadas a su peso. Si este no progresa y al revés la punta se pierde y el forúnculo se vacia, limpie el resto de pus y continue con el tratamiento cambiando las gasas o curitas cada 8 horas hasta que la úlcera esté seca.

Si con las medidas anteriores no mejora el acné, llame a su médico o tome una hora con un dermatólogo para el tratamiento de su enfermedad.

Deja un comentario