Perdida del cabello en el niño (alopecía)


En ciertas circunstancias la pérdida del cabello es algo normal.

Eso ocurre, por ejemplo, en el recién nacido después del primer mes en que el cabello del nacimiento es reemplazado por otro más fino, quedando el antiguo sobre la cama.

También puede perderse por el movimiento reiterado de la cabeza sobre la cama del niño que permanece por mucho tiempo acostado.

En este caso la pérdida del cabello tiene la forma de un círculo alrededor de la cabeza en la zona de contacto con la cama.

En cualquier otra edad la pérdida del cabello es algo anormal, con la excepción de la alopecía genética por influencia familiar que puede iniciarse en la adolescencia.

Una causa frecuente de la pérdida del cabello, habitualmente por zonas es el tironeo que hacen algunos niños de su pelo como movimientos involuntarios o por el uso de moños o trenzas muy apretadas y tirantes.

El evitar estas costumbres será suficiente para solucionar este tipo de pérdida de cabello.

Una enfermedad que tiene que ver con la tensión nerviosa es la Alopecía areata o pérdida del pelo en forma de áreas que pierden totalmente el pelo y zonas de pelo normal.

Estas zonas peladas se disponen habitualamente en la parte baja de la cabeza siendo la parte superior respetada.

Este tipo de enfermedad se trata con apoyo sicológico además de fricciones de las zonas enfermas con un ungüento corticoidal indicado por su médico.

Las pérdidas del cabello en forma de moneda que se inicia en forma pequeña y va creciendo, es la tiña del cuero cabelludo, enfermedad transmitida más comúnmente por los gatos.

Esta enfermedad que puede afectar también a los adultos debe ser tratada por su médico y puede ser consultada en otra sección.

Deja un comentario