Prevención de infecciones en el hogar


Las enfermedades infecciosas son aún un rubro

washing hands by Melissa Toledo

importante entre las que atacan a los niños causando parte importante de las muertes a esas edades.

La disminución de las enfermedades infecciosas está entre los logros importantes en salud que todos los gobiernos aspiran.

La propagación de las infecciones en los hogares debe conseguir logros limitados, como por ejemplo, evitar las infecciones respiratorias en los niños recién nacidos y las intestinales en todos los miembros de la familia si uno de ellos contrae una enfermedad que se propaga por esta vía.

En el primero de los casos el contagio se hace por vía aérea, a través de las gotitas de saliva que eliminamos al toser o hablar.

Pero también a través de las manos que se contaminan al toser o sonarnos. Para ello no basta entonces aislar al recién nacido sino también usar mascarillas protectoras si la persona que lo cuida es la enferma, como también el cuidadoso aseo de las manos cada vez que lo toque.

La contaminación de las manos y ropas por las deposiciones es la causa de la propagación de infecciones gastrointestinales como diarreas, tifoidea y hepatitis.

Para evitar dicha propagación el lavado de manos, el aislamiento de ropa y utensilios del enfermo y a la eliminación de escretas previamente tratadas son la base de las medidas preventivas.

La costumbre de lavarse adecuadamente las manos puede ser la diferencia de que su hijo adequiera o no la hepatitis u otra enfermedad gastrointestinal.

Los alimentos pueden aun ser fuente de infecciones, la carne de vacuno cruda o mal cocida, puede transmitir los gérmenes que causan el sindrome hemolítico urémico y los huevos las salmonelosis.

Una medida tan simple como la adecuada cocción de los alimentos y evitar ingerir alimentos crudos, costumbres que debieran erradicarse, son suficiente para controlar muchas infecciones que se adquieren por vía intestinal.

Las heridas de la piel pueden ser fácilmente prevenibles a través del aseo con agua y jabón apenas se producen, una costumbre que debe enseñarse a todos los niños, quienes son los más afectados por ellas. La costumbre de fumar en el hogar facilita las infecciones respiratorias especialmente en los niños.

Las infecciones respiratorias y digestivas pueden producirse aún si Ud. toma todas las medidas señaladas, si no son compartidas en la sala cuna o jardín infantil al cual asiste su hijo. Insista y transmita estas medidas a las cuidadoras de sus hijos.

Recuerde que la propagación de estas infecciones es inversamente proporcional al tamaño del jardín. Las mascotas pueden causar infecciones a los humanos, sino se les desparasita y vacuna periodicamente según las instrucciones del veterinario.

El cumplimiento riguroso del programa de vacunaciones en su hijo es un requisito fundamental para evitarle infecciones a él y a los niños cercanos a él.

Deja un comentario