Influenza (Gripe Epidémica)


¿A que se llama Influenza, es lo mismo que gripe?

bi_toraxabiertoLas infecciones por virus influenza causan una amplia gama molestias respiratorias y son responsables de importantes enfermedades respiratorias y mortalidad infantil.

Los virus de influenza pertenecen a la familia Ortomixovirus, y se dividen en A,B y C. Los dos primeros son los más importantes en cuanto a infecciones respiratorias en forma epidémica, en el ser humano y el C solo produce brotes esporádicos de infecciones respiratorias.

El nombre gripe es bastante vago y puede ser usado en forma indistin

ta para denominar cualquier infección respiratoria o específicamente las producidas por virus influenza, en las distintas regiones de Iberoamérica y España.

Como veremos más adelante los síntomas de la infección por virus influenza, se diferencian en forma importante de los llamados resfríos comunes o estados gripales.

¿Cómo se propagan estos virus, porqué se producen las epidemias?

Estos virus tienen una forma de vivir y expandirse muy compleja, que involucra a huéspedes animales y diversas cepas con potencialidad de infectar la población humana. Se piensa que incluso algunas aves son capaces de guardar y expandir el virus, especialmente las del tipo A. Año a año la epidemiología de la influenza demuestra una expansión desde Asia, hacia Norteamérica y Europa y luego hacia Centro y SudAmérica.

Las mutaciones hacen que año a año los virus parezcan distintos para a

lgunos seres humanos, que ya han presentado enfermedades por virus influenza previamente.

La tasa de ataque (cantidad de pacientes que se enferman de los que entran en contacto con el virus) en niños es muy alta, presentando la enfermedad en un 30 a 50% en un año típico. Estas infecciones predominan en los colegios siendo los grandes responsables de las ausencias escolares y hospitalizaciones por cuadros respiratorios ya sea por la influenza misma o por complicaciones bacterianas.

¿Cómo se presenta la enfermedad?

rx_influenza

El período de incubación del virus (desde que ingresa al organismo hasta los primeros síntomas) es de 48 a 72 horas. El virus invade las células de la capa más externa de las vías respiratorias, obligándolas a reproducirlo y de esa manera avanza destruyendo las células que infecta y que lo reprodujeron.

Este proceso lo repite en forma seriada hasta que los anticuerpos sintetizados en el intertanto por las células defensivas son capaces de neutralizar y eliminar el virus. Esto sucede entre los 7 a 10 días desde que se inicia la infección. La destrucción del epitelio respiratorio hace perder los mecanismos protectores de los bronquios y pulmón. Los bronquios quedan indefensos y pueden ser invadidos por otros gérmenes, especialmente bacterias que producen las complicaciones. (bronquitis bacteriana, bronconeumonía) Las alteraciones que se producen en el bronquio también ocurren en faringe, oídos, senos paranasales, etc, con iguales consecuencias que en el pulmón.

La influenza A puede causar además miocarditis o inflamación del corazón y el tipo B miositis o inflamación de los músculos.

El uso de salicílicos (aspirina) en el curso de la influenza puede originar el síndrome de Reye (inflamación cerebral con alta mortalidad en niños).

¿Cuáles son las principales molestias típicas de la enfermedad?

bi_pildorasLos síntomas de estos virus son predominantemente respiratorios. El inicio de la enfermedad generalmente es abrupto con congestión y secreción nasal clara, conjuntivitis o inflamación ocular, y faringitis expresada por sensación de sequedad y ardor en la garganta, a la que en pocas horas se agrega tos seca. Otros signos de la enfermedad dependen de donde se localiza la inflamación principal pero entre ellos pueden existir: traqueítis, bronquitis, laringitis y neumonía. Los síntomas generales son importantes y el paciente presente además, fiebre elevada, dolores musculares y dolor de cabeza intenso. La duración de la fiebre y los síntomas más intensos duran entre 2 a 4 días, aunque la tos y los signos de inflamación de los órganos respiratorios pueden durar semanas. Habitualmente existe más de un miembro de la familia con la enfermedad con síntomas similares. Los niños pequeños pueden presentar cuadros menos característicos que los adultos o niños mayores y pueden confundirse con otros virus respiratorios como el virus respiratorio sincicial, parainfluenza o adenovirus. Frecuencia de signos y síntomas de influenza en niños mayores y adolescentes.

¿Existe algún examen que diagnostique en forma segura esta enfermedad?

El diagnóstico está basado en los síntomas descritos y la forma en como se propaga. Es frecuente que esta enfermedad aparezca en una comunidad en forma epidémica, y esto hace que la presentación de un brote en una familia lo que hace plantear el diagnóstico. Los signos clínicos, si bien no son típicos en los niños, circunscriben las posibilidades a tres o cuatro diagnósticos. La certeza del diagnóstico se hace con exámenes específicos de las secreciones respiratorias del enfermo. En los centros de salud importantes se puede hacer el examen de diagnóstico rápido de influenza por radioinmunoanálisis.

Otras alteraciones que se encuentran en los exámenes es la disminución del número de glóbulos blancos en el hemograma, y las radiografías de tórax que demuestran sombras de atelectasias (pulmón contraído o sin aire) y signos de inflamación pulmonar.

¿Existe algún tipo de tratamiento para esta enfermedad?

Dos medicamentos, la amantadina y rimantadina pueden ser útiles en el tratamiento y prevención de la influenza A que ocurre en grupos cerrados de individuos y en pacientes individuales con condiciones predisponentes de complicaciones graves. Estos antivirales no son efectivos contra la influenza B y no han sido aprobados para el uso en niños menores de 1 año. Si se usan en forma precoz durante las primeras 48 horas de la enfermedad pueden disminuir significativamente los síntomas en intensidad y duración.

Otros antivirales como la ribavirina no ha sido aprobada para tratamiento de la influenza, pese a la buena acción demostrada en animales.

El tratamiento clásico consiste en promover el beber abundantes líquidos además del uso de ibuprofeno o paracetamol para disminuir la fiebre y otras molestias. Los salicílicos como la aspirina no deben ser usados, debido a su asociación con la enfermedad de Reye. El dilema más importante es la determinación de cuando se consulta y cuando se puede considerar que un niño con influenza presenta una complicación bacteriana o de otro tipo.

Si los síntomas son claros de una influenza epidémica, es decir fiebre con tos, congestión nasal y dolor de garganta, es prudente tratar al paciente en casa durante los primeros 3 días, en la forma anteriormente señalada. La falta de los síntomas de tos o irritación de las vías aéreas deben hacer dudar del diagnóstico de influenza.

Por otra parte si los síntomas y especialmente la fiebre persisten mas allá de las 72 horas, los familiares del niño deben consultar a un médico para descartar la presencia de una complicación bacteriana e iniciar el uso de antibióticos.

¿Cuáles son las complicaciones que se han nombrado?

La otitis, es las complicación más frecuente de la influenza, la que se pueden presentar hasta en un 25% de los casos. Las neumonías pueden ser virales como también bacterianas y ante la duda deberán tratarse con antibióticos.

En los casos muy intensos se puede ver, en forma excepcional, hemorragias pulmonares. Otras complicaciones descritas son las miositis o inflamación de los músculos, que se manifiesta mas en la influenza tipo B y se presenta con gran debilidad muscular por varios días una vez pasada la fiebre. Las miocarditis (inflamación del músculo cardíaco) también se ha descrito, entre las complicaciones raras pero graves.

La influenza puede ser especialmente grave y complicada en pacientes con enfermedades crónicas como cánceres, inmunodeficiencias y enfermedades cardíacas y pulmonares. En los pacientes previamente sanos sin embargo, la inmensa mayoría se mejorará al cabo de una semana o diez días sin dejar secuelas de ningún tipo.

¿Cómo se puede prevenir la enfermedad?

La vacuna es un excelente método de prevención y se hace con un virus inactivado que se fabrica durante los veranos con las cepas que más probablemente atacarán el invierno siguiente. Estas vacunas debieran aplicarse en los niños con enfermedades crónicas como las descritas además de asma, diabetes y enfermedades renales y sanguíneas. En los niños que reciben salicilatos en forma permanente por indicación medica, estos deben suspenderse antes de aplicar la vacuna. La vacuna también se recomienda en mujeres que se encontrarán en el tercer trimestre de embarazo durante el período de influenza así como a personas que pueden transmitir la enfermedad a gran número de personas susceptibles, como el personal de salud y cuidadoras de niños o enfermos crónicos. La vacuna clásica hasta ahora es la inyectable que en los niños bajo el año de edad se recomienda en dos dosis. Existe actualmente una vacuna de aplicación intranasal aprobada y en proceso de fabricación con una alta efectividad. La amantadina y rimantadina están aprobadas para el uso preventivo de infecciones de virus influenza del tipo A. Uso de la Amantadina y Rimantadina en el Tratamiento y Prevencion de la Influenza.

influenza_tabla2influenza_tabla1

Deja un comentario