Ingestión de un cuerpo extraño


canicasLos cuerpos extraños ingeridos por los niños son con los que el juega o se entretiene. Las monedas y bolitas (canicas) entre ellos.

Sin embargo pueden ingerir casi cualquier objeto de un tamaño no muy grande, incluidos agujas, alfileres, clavos, hebillas, pilas eléctricas, etc

Las pilas de botón son especialmente peligrosas ya que tienen compuestos químicos que pueden dañar la mucosa intestinal.

Afortunadamente son blindadas y pueden durar bastante antes de romperse.

Cualquier objeto que logre pasar el 1/3 medio del esófago en el cuello, logrará pasar por todo el intestino sin detenerse. Por el contrario si el niño siente sensación de atoro y no puede comer y si lo hace, vomita, significa que el cuerpo extraño quedó en esa zona del esófago y debe ser retirado por un especialista mediante una endoscopía (a través de un tubo con visión).

Si el niño no tiene síntomas significa que el cuerpo extaño pasó y lo más probable es que se elimine en las deposiciones sin causar problemas . Para comprobarlo deberá examinar diariamente las deposiciones deshaciéndolas en busca del objeto deglutido.

Si el niño no elimina el objeto y por el contrario presenta vómitos y dolor abdominal o sangre en las deposiciones, consulte de inmediato con su médico.

Para evitar que esto se repita, no deje al alcance de los niños ningún objeto que pudiera ser ingerido, enseñando al niño a no introducirse estos objetos a la boca.

Guarde bajo llave los objetos o químicos peligrosos como cáusticos y baterías eléctricas.

Tenga en cuenta que aparte de tragar el cuerpo extraño el niño lo puede aspirar hacia el árbol respiratorio, lo cual es más grave ya que puede causar la obstrucción de él y la muerte inmediata.

Si esto ocurriera debe intentar sacarlo con la maniobra de Heimlich (ver reanimación cardiopulmonar) y llamar de inmediato al equipo de emergencia.

Deja un comentario