Sangrado umbilical


Este hecho puede ser frecuente los primeros días, sin que signifique más que una pequeña irritación de las estructuras del ombligo por roce o tracción con las mudas de pañal.

Normalmente esto desaparece solo, pero es importante ver que no signifique otra cosa como una infección inicial. Para ello continúe con las recomendacciones del alta desde la maternidad, limpiando y manteniendo seco el cordón con un antiséptico como alcohol o povidona.

Si el sangramiento persiste, avise a su médico.

Existe otro tipo de sangrado después que el cordón ha caído y es de tipo oscuro como sangre coagulada y escaso. Esto es normal y la conducta ante él es la de continuar con los aseos indicados.

En relación al ombligo, lo preocupante debe ser el enrojecimiento de la piel alrededor del ombligo y la presencia de secreción de aspecto de pus o al menos turbia. Esto se llama onfalitis y debe ser tratada con el niño hospitalizado.Llame a su médico si ve que esto sucede con el ombligo de su hijo.

Deja un comentario