Alimentación al pecho


Breast Feeder, by ArdduLa alimentación al pecho tiene tantas ventajas y estas son tan conocidas que no parece importante abundar en ellas.

Sólo diremos que los niños alimentados al pecho son más sanos porque reciben anticuerpos mientras amamantan y algún tiempo después, son menos propensos a la obesidad cuando mayores y tienen una relación más armoniosa con su madre.

El niño debe iniciar su alimentación al pecho tan pronto como esté en contacto con su madre. Si bien la primera leche (calostro) no tiene las características de la leche de los días posteriores, su composición es rica en anticuerpos y sustancias defensivas. De ahí en adelante y al menos durante el primer mes de vida la frecuencia debe adoptar lo que se llama “libre demanda” es decir cuanta veces el niño quiera, en un lapso no menor de 2 horas y no mayor de 4 horas ( antes de 2 horas no se alcanza aproducir la leche y si después de 4 horas el niño no se ha alimentado debe ponérsele al pecho aunque no lo haya solicitado).

En un principio las mamadas deben ser de 10 minutos por lado porque el niño no es experto en succionar ni tiene desarrollados aún los músculos de la succión. Progresivamente al llegar al mes de vida este tiempo debe disminuir hacia los 5 minutos, tiempo en que el niño es capaz de vaciar el pecho. Si lo hace por más tiempo el niño tragará más aire que leche y tendrá dolores cólicos. Un niño sano y activo en ese período succionará suficiente leche y provocará la producción de más que eso.

Por otra parte la única forma de saber si su hijo está tomando suficiente leche conviene pesarlo y controlarlo con su médico. En este primer control de los 14 a 15 días el niño debiera recuperar su peso de nacimiento, parte del que perdió durante la primera semana.

Recuerde que después del parto el único estímulo que tiene el pecho para producir leche es la succión del niño. Si Ud. ofrece leche artificial este estímulo se corta y la producción de leche disminuirá. Por otra parte el niño no tiene en esta época otra manera de expresarse que llorando, buscando y succionando, asi tenga hambre, le duela el intestino o el oído.

De tal manera que si antes de las dos horas de haberse alimentado el niño llora y busca, no es por hambre ni significa que Ud. no tiene leche, puede ser ( y probablemente lo será ) un cólico. No le dé leche artificial y llame a su médico para que la instruya que hacer. Mantenga este ritmo de alimentación durante los primeros meses de vida.

Después del primer mes y una vez que Ud. esté segura, porque controló al niño, que está subiendo de peso adecuadamente, puede suspender la mamada de la noche (2 a 5 a.m.) en esta época el niño sólo se alimentará de leche y no necesita agua (el 85% de su leche es agua) ni jugos, excepto en períodos muy calurosos en que pierde mucho sudor.

Adminístrele agua con azúcar o pura en dos o tres tomas al día, en una cantidad de 30 a 40mL cada vez. Si Ud. necesita salir, extráigase leche y guárdela para que otra persona alimente a su niño con ella. Puede usar un extractor de leche, aunque el ideal es extraerse Ud. misma con masajes del pecho que van desde la periferia “arrastrando” la leche hacia el pezón. Después de algunos intentos lo encontrará fácil.

Guarde la leche en una mamadera limpia en refrigerador y pida que la entibien antes de administrarsela a su hijo.

Las cantiddes que el niño debe tomar aproximadamente son: 1er mes: 100mL, 2º mes, 120mL, 3er mes 150 mL, 4º mes 180 y 5ºmes 200mL.

Es importante que cada vez, que por alguna razón el niño no saque su leche, Ud. se la extraiga para evitar infecciones al pecho (mastitis). Igualmente es conveniente asear el pezón después de que el niño se alimente para extraer los restos de leche que pueden servir de caldo de cultivo a las bacterias.

Si pese a eso su pecho está dolorido y tenso o se coloca rojo, llame a su médico de inmediato, entretanto extráigase la leche. Dieta materna: Coma lo mejor que pueda desde el punto de vista de lo variado de su alimentación, parte de ello debe ser leche, carnes rojas, frutas y verduras.

Recuerde que en el balance de alimentación madre y niño, la que puede salir perdiendo es Ud. Es decir si Ud. no come suficientes carnes rojas la que hará anemia primero será Ud., igualmente si no toma leche, la que se descalcificará será Ud.. El niño, dentro de ciertos límites, recibirá los elementos adecuados, ya que su organismo prioriza la producción de la leche antes que la salud de la madre.

Si su médico le indica vitaminas y suplementos minerales siga su consejo.

Prácticamente todos los medicamentos que Ud. ingiera pasarán a través de la leche materna, sin embargo las cantidades son ínfimas por los que son de cuidados los más tóxicos y potentes como los tratamientos contra el cáncer, los medicamentos radiactivos y muy pocos más .

Siempre que se le recete un medicamento nuevo, consulte con su pediatra.

Los controles de su bebé con el pediatra en los primeros meses son fundamentales, por lo que no debe evitarlos. En ellos se le buscará enfermedades congénitas de aparición tardía, se le verá su progresión de peso, estatura, habilidades y aprendizaje, y Ud. tendrá la oportunidad de consultar sus dudas y aprender nuevas cosas sobre su hijo.

Deja un comentario