Prevención de accidentes en bicicleta


En nuestros paises el uso de la bicicleta constituye un riesgo importante, especialmente en ciudades y carreteras.

No existe una cultura del conductor de automóvil de respetar al ciclista. Por lo que sólo aconsejamos su uso en calles laterales o sitios dedicadas a ellas, en días festivos y en zonas protegidas.

El uso de la bicleta en la vía pública significa usar casco ¡siempre! y protecciones reflectantes si se viaja de noche o al atardecer.

Asegúrese que la bicicleta de su hijo sea adecuada a su tamaño, el manubrio y sillín estén bien ajustados y en buenas condiciones de funcionamiento.

El tamaño de la bicicleta debe permitir que estando sentado en ella, los pies del niño toquen el suelo y las manos alcancen comodamente el manubrio y frenos.

Un niño menor de 10 años no debe circular por calles o carreteras, sino sólo por lugares restringidos: plazas, parques y calles cerradas o pasajes. Cuando su hijo empiece a circular por vías públicas acompáñelo y enseñele que calles no usar por su alto tráfico y a elegir las rutas más seguras para llegar a su destino.

Enséñele a respetar las normas del tránsito, a usar el lado de la cuneta o banqueta. Si viaja en grupo a hacerlo en fila o grupos pequeños, a mirar en las bocacalles, a adelantar vehículos detenidos con precaución…etc. Instrúyalo sobre los peligros de hacer piruetas y exhibiciones para los que no está preparado, a mantener velocidades prudentes y respetar a los peatones.

Deja un comentario