Sonambulismo


Es el hecho de caminar dormidos que pueden hacer algunos niños. El niño puede llevar a cabo actos simples como abrir una puerta o bajar una escalera, sin embargo, corre peligro de caerse y golpearse. Si su hijo tiene este problema el primer objetivo es evitar que se dañe.

Generalmente, el levantarse dormido, se inicia poco después de acostarse en la etapa superficial del sueño y no se les puede despertar o cuesta mucho hacerlo, pudiendo durar este período, hasta 30 minutos. Habitualmente es una situación transitoria que pasa sola durante la adolescencia. Si se pregunta a los padres, frecuentemente existe el antecedente familiar de alguno de los padres que presentó el mismo problema durante su niñez.

¿Qué hacer ?

Guíe al niño a su cama sin despertarlo evitando que se golpee. A veces el niño se levanta al baño dormido y su objetivo es orinar, asi que llévelo al baño para que lo haga y luego devuélvalo a su cama. Evite que el niño salga de la casa, si hay escaleras coloque cierres de seguridad, previamente informe al niño de su existencia y su objetivo. No permita que el niño duerma en literas y póngale una cama baja, eliminando los peligros con los que se pueda encontrar en su caminata. Proteja las ventanas y puertas de vidrios, asi como los cables mesas y sillas que pueda haber en su recorrido. Si puede identificar el horario en que el niño despierta, despiértelo Ud. algunos minutos antes para evitar que lo haga en forma espontánea y salga a caminar. Si el niño repite en forma exagerada estos paseos nocturnos que impiden un buen rendimiento escolar o presenta otro tipo de conductas durante el día, consulte con su médico.

Deja un comentario