Golpes, moretones, cortaduras, raspones


365.6 by 4|kicksLos golpes a la cabeza son de los accidentes que pueden tener consecuencias graves en los niños. Su prevención debe ser una preocupación constante de los padres.

¿ Cómo prevenirlos ?

Los niños deben viajar en el asiento posterior del automóvil, en asientos adecuados para su edad y convenientemente asegurados por el cinturón de seguridad. No todos los asientos para niños sirven a cualquier edad, asegúrese que el suyo usa el correcto.

Los asientos normales de los automóviles y sus cinturones de seguridad sólo pueden ser usados cuando el niño tenga más de 10 años. Enseñe a su hijo a cruzar la calle en los semáforos o sólo en las esquinas si no hay semáforos, mirando en ambos sentidos y asegurándose de que no viene un vehículo y sin correr. Por ningún motivo debe transitar por la calle. Si Ud. camina con él cumpla todas estas normas, no transgreda ninguna norma de las señaladas, si Ud. transgrede una norma, su hijo también lo hará. Si el niño es pequeño y camina solo a su lado debe asegurarlo con un arnés.

Podrá salir a la calle y cruzarla sólo después de los 8 años. Los niños no deben dormir en cama tipo litera, aunque tengan barandillas de seguridad. No deje las barandas de la cuna abajo si Ud. no va a estar presente. No deje al niño sobre un sitio alto como una mesa o cama elevada aunque tenga pocos meses, puede caer in advertidamente. Tampoco en sillas cuna u otras pues puede empujarse y caer. No tenga la costumbre de subir a su hijo a los carritos de los supermercados, éstos no están diseñado para el transporte de niños y son el origen de caídas y accidentes graves. Los andadores son fuente de caídas frecuentes en los niños, como también de otros accidentes.

Su hijo aprenderá a caminar igual sin el andador y más seguro. Si en su casa hay escaleras instale una puerta de seguridad con un mecanismo que el niño no pueda abrir. Si el niño ya puede usar las escaleras enséñele a bajar lentamente y apoyado en el barandal. Si vive en un piso alto, asegure las ventanas con cerrojos de seguridad y barras de protección. Enséñele a no intentar abrir las ventanas sin la presencia de un adulto. Revise balcones, escaleras y todos las posibles lugares por donde su hijo podría caer, aunque le parezca poco probable. Corrija estas deficiencias No deje a su hijo pequeño jugando solo en el jardín si no hay puerta de calle asegurable, Enseñe a su hijo a usar la bicicleta en lugares adecuados: plazas y lugares designados para ello. No lo deje usar la calle. Siempre que use la bicicleta enséñele a usar casco protector. Enseñe a su hijo a no sacar la cabeza o alguna extremidad por la ventanilla de los autos. Igualmente a respetar las normas de subir y bajar a los vehículos de transporte escolar o público.

Cortadas y Rasguños
Las heridas cortantes en los niños se producen por la manipulación de cuchillos o vidrios y, en general, son de poca magnitud Sin embargo pueden poner en riesgo la vida cuanto son extensas y profundas como las que se producen al atravesar un cristal de ventana no señalizado. Aquellas que tienen una longitud mayor de 1 cm. en la cara y de 1.5 cm. en cualquier parte del cuerpo requieren sutura o afrontamiento con pegamento quirúrgico.
¿ Qué hacer en caso de una herida cortante ?
Entretanto el cuidado de la herida requerirá el aseo con agua tibia y jabón, si ésta no sangra, o la compresión de la herida con un paño o toalla limpios y el traslado al Servicio de Urgencias más cercano, si sangra y no coagula espontáneamente. Igualmente debe llevarlo si la herida requerirá sutura o afrontamiento o si la herida es muy irregular en sus bordes y es difícil de limpiar. Si la herida duele puede administrar paracetamol o ibuprofeno por vía oral. Tanto el aseo como las suturas deben hacerse lo antes posible (antes de 4horas) para disminuir las posibilidades de infección. Si su niño no ha sido vacunado contra el tétanos (vacuna triple o mixta) en más de 10 años, debe repetirse una dosis de esta vacuna, o si la herida es muy sucia e irregular. Si Ud. no ha llevado al niño a un centro de urgencia para la curación vigile la herida por signos de infección: enrojecimiento, calor, dolor en la zona y presencia de pus o secreciones en sus bordes. Si esto sucede comúníquese de inmediato con su médico o lleve al niño a un centro de salud
Rasmilladuras y erosiones de la piel.
Se producen por las caídas y roce con el piso o murallas. Son, en general, dolorosas y se pueden infectar. Si su hijo tienen una de estas heridas, lávela cuidadosamente con un jabón suave y abundante agua tibia, trate de retirar los restos de tierra que pueden haber entrado en ella. A continuación, séquela y si tiene un desinfectante como povidona o bialcohol aplíqueselo, aunque esto no es lo más importante. Cubra la herida con una gasa limpia y tela adhesiva. En los días siguientes observe la herida si se seca con una costra fina y sin presentar secreciones puede dejarla de esta manera y observarla en los días siguientes. Si, por el contrario, presenta un líquido amarillento o francamente pus desde su superficie, lávela nuevamente, con abundante agua y jabón y aplique un ungüento antibiótico. Repita este procedimiento dos veces al día hasta que la herida esté curada. Si la herida no parece mejorar después de dos días y por el contrario aumenta la secreción, el enrojecimiento alrededor de la herida y el niño tiene fiebre, llame de inmediato a su médico o lleve al niño a un servicio de urgencias. Si con las medidas anteriores no mejora el acné, llame a su médico o tome una hora con un dermatólogo para el tratamiento de su enfermedad.


Deja un comentario