Congestión de oídos


Es la sensación de sordera y ruidos que se presentan durante los resfríos, estados gripales y reacciones alérgicas intensas, producto de la obstrucción de la trompa de Eustaquio.

Este conducto une al oído medio y la garganta y permite la entrada y salida de aire al oído, esencial para su buen funcionamiento. Esto equilibra las presiones a ambos lados del tímpano y permite que pueda vibrar adecuadamente. Ocasionalmente existen punzadas de oído y durante los vuelos en avión, especialmente al subir y bajar se pueden producir dolores intensos.

Es un síntoma de los estados gripales y alergias respiratorias que no son graves y en general no debieran tratarse separados de la enfermedad causal.

¿Qué hacer en estos casos ?

En el caso de los estados gripales, los descongestionantes orales ayudan bastante y si la causa es una fiebre de heno los antihistamínicos además de los descongestionantes ayudan bastante. Los niños mayores pueden taparse la nariz y soplar a través de ella varias veces al día para destapar la trompa de Eustaquio.

En el caso de viajar en avión, recomendamos el uso de descongestionantes en las horas previas y en los niños pequeños el uso de gotas analgésicas en forma repetida antes y durante el viaje y despegue. (Recuerde que los niños bajo los 8 meses no deben recibir descongestionantes por vía oral).

Si el niño, además presenta fiebre, decamiento, secreciones o sangramiento a del oído, o si ésta sensación persiste por más de 3 días comúníquese con su médico.

Deja un comentario