Sarna


Es la irritación de la piel que produce un parásito muy pequeño al meterse bajo la piel para colocar sus huevos y vivir en un sistema de túneles.

El parásito es una pequeña arañita o ácaro llamado arador de la sarna o sarcoptes scabiei.

La presencia del ácaro bajo la piel produce una intensa reacción a sus proteínas y a los productos que elimina, asi como a sus huevos.

Se produce una intensa picazón que irrita y hace que el niño se rasque continuamente.

En la piel se encuentra los signos de los rasquidos y a veces pequños surcos junto a nodulitoss inflamatorios todo ello muy característico. Estas lesiones afectan a la piel cubierta por la ropa como tronco y extremidades y no afecta a la cara, el cuello, ni las palmas ni manos.

Existen cremas y lociones especiales para tratar esta infección, pero hay que tener en cuenta que el parásito infecta rápidamente a toda la familia y el tratamiento debe ser a todo el grupo familiar.

Es por ello que debe tratarse también la ropa de las personas infectadas, hirviéndola y planchandola con una plancha muy caliente, para matar el parásito y sus huevos. La crema debe ser la adecuada para los niños y lactantes que absorben los medicamentos por la piel, especialmente si ésta está irritada en grandes extensiones.

Consulte con su médico para que le recomiende la mejor en cada caso y también la duración del tratamiento.

Para el prurito puede usar antihistamínicos o si las lesiones son muy irritantes ungüento de hidrocortisona al 0.5% dos veces al día.

Una vez iniciado el tratamiento el niño puede asistir a la escuela y hacer una vida normal. Si a las lesiones propias de la sarna se agrega infección, que se nota por secreción purulenta de las heridas, presencia de espinillas o forúnculos, deberá tratarse con antibióticos, para lo cual el médico debe recetarlos.

Las infecciones de la piel pueden avanzar y producir otras complicaciones, por lo que no espere a que su hijo tenga fiebre para llamar a su médico.

Deja un comentario