Piojos


Los piojos son insectos con los que su hijo puede contagiarse. Los más comunes, por no decir los únicos, son los de la cabeza (pediculus capitis ), ya que lo del cuerpo (pediculos vestis ) mueren o no se desarrollan al frío ambiental como cuando un individuo se cambia de ropa.

Infectan a vagabundos o personas muy desaseadas.

Los piojos de la cabeza son frecuentes en los niño.

Miden algunos milímetros y son de color café grisáceo.

Se transmiten de niño a niño por contacto directo y frecuentemente se producen brotes en los colegios y escuelas. Una vez instalado se alimentan de la sangre, para lo cual pican el cuero cabelludo produciendo irritación y picazón en la cabeza, por lo que el primer síntoma puede ser el rasquido de cabeza.

Si el síntoma demora en ser descubierto, a los rasquidos puede agregarse infecciones de la cuero cabelludo, producto de las heridas de los rasquidos. El piojo se reproduce por huevecillos o liendres que el insecto adhiere al pelo con un pegamento, por lo que es difícil de extraerlos.

Estas liendres son pequeños puntos blancos que se ven a simple vista en el pelo y que puede ser la otra razón por la que son descubiertos.

¿ Cómo tratar a los niños con piojos ?

Existen champús para piojos los cuales se venden en forma libre en las farmacias.

Los champús de lindano al 1% son los más efectivos, pero no pueden aplicarse a niños menores de 2 años. Los derivados de la piretrina son los más indicados a esta edad. Si tiene dudas sobre cual aplicar consulte con su médico.

Deberá aplicar el champu al cabello y dejarlos en él cubiertos por una toalla y déjelos al menos 30 minutos, sin frotar el cuero cabelludo. Pasados los 30 minutos, lave la cabeza con agua con vinagre (ácido acético, que disuelve el pegamento de las liendres, disuelva media taza de vinagre en un lavatorio o similar de agua tibia ) y pase por la cabeza un peine especial para retirarlas.

Luego enjuague la cabeza con agua tibia para quitar el olor del vinagre.

Repita este procedimiento en 7 días, para matar los piojos que se desarrollen en ese plazo. Si el niño se contagió en la escuela, llame a la maestra para que todos los niños se hagan el mismo tratamiento coincidentemente, de lo contrario, el foco persistirá y su hijo se volverá a contagiar.

Si el niño tiene heridas infectadas en la cabeza trátelas como cualquier herida de la piel infectada. Es decir, lave las costras y retírelas, séquelas y aplique ungüento antibiótico, repitiendo este procedimiento dos veces al día.

Si el niño tiene fiebre, llame a su médico, pudiera ser que la infección necesite antibióticos por vía general (oral o intra muscular)

Deja un comentario