Ampollas en pies y manos


Son causadas por la fricción, de herramientas en las manos o de los zapatos en los pies.

Se producen en cortos períodos de tiempo en el caso de personas que no están habituados a trabajos manuales y los hacen en forma intensiva.

Pueden ser dolorosas y contener sangre en su interior que no le da significado especial fuera de que el traumatismo ha sido más intenso.

No las rompa y mantengalas secas y limpias para evitar que se infecten en su interior.

En el caso de los pies es importante, para evitar que se rompan, ( además de cambiarse los zapatos) cubrirlas con una gasa y tela adhesiva.

Evite caminar, estas curarán en tres días adhiriendose a la piel y formando una piel más gruesa o desprendiéndose en forma de trozos de piel.

Asegúrese que la causa de las ampollas es traumática, ya que otras causas pueden ser infecciosas o alérgicas y necesitar otro tratamiento.

Si tiene dudas o si el niño tiene además fiebre o se ve enfermo, avise de inmediato a su médico.

Deja un comentario