Náuseas


Las náuseas es la sensación que precede al vómito, aunque no necesariamente terminan en él. Tanto la náusea como el vómito que la acompaña es la expresión de una infección frecuentemente intestinal pero también de otros sistemas, con menos frecuencia, al igual que puede ser la fiebre.

¿ Por qué se producen los vómitos ?

Ambos de originan en una mala función intestinal que limita los movimientos del intestino y rechaza los alimentos o contenido intestinal que no puede digerir. De mantenerse las náuseas y vómitos pueden llevar a la deshidratación. Para evitarla es conveniente administrar pequeñas cantidades de agua azucarada o suero hidratante al niño, soluciones que no requieren de gran función intestinal para ser absorbidas, por lo que pueden ser mejor toleradas.

Si pese a esto persisten las náuseas y vómitos el niño deberá consultar a un centro de salud de urgencias para recibir hidratación de otra forma.

¿ Existen vómitos más graves que otros ?

Los vómitos de origen neurológico por ejemplo en meningitis o tumor o hemorragia cerebral, se presentan sin náuseas (se les llama explosivos). Si un niño tiene este tipo de vómitos debe consultarse de inmediato al médico o llevarlo al centro de salud más cercano.

Deja un comentario