Cuerpos extraños en el oído.


Los niños estudian frecuentemente su cuerpo y parte de este estudio consiste en introducir objetos en sus orificios naturales. Los objetos que se introducen en la nariz y oídos, son aquellos que el niño tiene a su alcance, como: bolitas, semillas, pedazos de goma o lápiz, papel, etc.

Rápidamente el niño se quejará de dolor de oídos y en ocasiones se alcanza a ver parte del objeto el que Ud. puede extraer con unas pinzas, sólo si hay parte del objeto al exterior. También puede girar la cabeza para que el conducto con el objeto quede en declive para que el objeto caiga. ¡ Por ningún motivo introduzca pinzas u otros objetos en el conducto auditivo para extraer el objeto ! Si el objeto no se ve en forma alguna y Ud. cree que está en el oído, lleve de inmediato al niño al servicio de urgencias infantiles.

Deja un comentario