Deposiciones con sangre. Caca con sangre


Existen dos tipos de sangre que puede aparecer en las deposiciones.

Una es la sangre negra, abundante, como alquitrán y de mal olor (melena) que indica un sangramiento “alto” es decir de la parte alta del intestino y la sangre aparece parcialmente digerida.

Ésta es producto de sangramientos de por lo menos 8 horas antes de aparecer en las desposiciones. Otra es la sangre roja en estrías que salpican o tiñen la deposición. Estas últimas provienen de la última parte del intestino, habitualmente recto o ano y la sangre se aprecia sin digerir ni alterar.

Otra posibilidad, que siempre hay que tener en cuenta, es que la coloración rojiza que aparece en las deposiciones no sea sangre, sino otro pigmento similar como betarragas o medicamentos.

En el caso de tratarse de un sangramiento negro de sangre digerida Ud. debe llamar de inmediato a su médico, quien seguramente pedirá examinar al niño y si es necesario realizar varios exámenes para determinar de donde viene el sangramiento, pues habitualmente son causas importantes.

En el caso de las deposiciones con sangre reciente, el diagnóstico más frecuente es el de una fisura o herida en el ano. En estos casos incluso la herida se puede ver a simple vista con la sangre que aún tiñe la zona. La causa más frecuente de estas fisuras son la constipación o estitiquez en que la deposición dura produce la herida. En estos casos el tratamiento es el de la constipación y la fisura necesita cuidados de aseo con agua tibia y aplicación de algún ungüento cicatrizante.

Deja un comentario