Cuerpos extraños en la nariz.


Los objetos introducidos son aquellos de los que el niño dispone y de un tamaño compatibles con el de las fosas nasales (el más frecuente, papel, también semillas, algodón, piezas de juguetes, etc) Los cuerpos orgánicos como las semillas de porotos u otras absorben agua y se hinchan por lo que después de algunas horas es muy difícil extraerlos.

Si el niño indica lo que hizo se puede intentar extraer el objeto empujándolo desde arriba hacia abajo, por fuera en la parte blanda de la nariz o traccionándolo suavemente con una pinza si está parcialmente al exterior. Si el niño es mayorcito se le puede hacer soplar por la fosa nasal en que está el cuerpo extraño mientras se ocluye la otra. Si lo anterior no da resultado deberá ser extraído por un médico. Si el niño no dice lo que hizo en los siguientes días Ud. notará un olor nauseabundo que sale de la nariz, al mismo tiempo que escurre una secreción sanguinolenta de muy mal olor. En estos casos no vale la pena intentar extraer el cuerpo extraño porque está muy profundo y probablemente muy adherido. Lleve al niño al médico.

Deja un comentario