Congestión de los senos paranasales (sinusitis)


Los senos paranasales rodean la vía aérea nasal, calientan el aire que va hacia los pulmones, producen secreciones que limpian la nariz y sobre todo sirven de caja de resonancia de la voz.

Ocasionalmente la mucosa que recubre estas cavidades se inflama y congestiona como en los resfríos y alergias como la fiebre de heno. En estos casos se siente una opresión en la zona de la congestión, frente, nariz o pómulos, que sigifica que existe inflamación de los senos y puede haber líquido retenido en su interior.

¿Qué hacer ?

Se puede usar descongestionantes de uso habitual para el niño, mantener un ambiente húmedo para licuar las secreciones que salen de los senos y en casos muy molestos hacer nebulizaciones con suero fisiológico o emplear descongestionantes en gotas o spray y antiinflamatorios en la misma forma. (corticoides) Si las molestias son intensas use paracetamol o ibuprofeno para el dolor y si aparece fiebre llame a su médico porque puede haber sinusitis por bacterias y necesitar antibióticos.

La presencia de secreciones verdes o amarillas, la voz nasal y la presencia de abundantes secreciones que hacen que el niño deba estar tragando continuamente hacen pensar en sinusitis, además de los síntomas anteriores.

El antibiótico elegido debe ser administrado por un tiempo prolongado (14 a 21 días) y siempre debe ser asociado a un antinflamatorio y a un fluidificador de secreciones. Llame de inmediato al médico de su hijo si las mejillas, párpados o frente del niño están rojos o hinchados, si el niño se ve muy enfermo o tiene fiebre alta.

En los niños pequeños, la sinusitis se manifiesta, además de los signos infecciosos (fiebre, dolor de cabeza ) por hinchazón de los ojos, primero sin enrojecimiento pero luego con inflamación franca e importante alrdedor del ojo. La sinusitis en un niño pequeño puede avanzar y producir infecciones graves del ojo y del cerebro, dada su vecindad con estas estructuras.

Deja un comentario