Los rifles de aire son potencialmente fatales, sin embargo la atracción persiste…. y el peligro también.


A primera vista estas armas pueden parecer inofensivas pero son , de hecho, potencialmente mortales. Sus proyectiles de plomo y su potencia cada vez mayor hacen que el poder de penetración de sus proyectiles equipare a los de las de armas de fuego convencionales.  

Los daños que pueden causar estas armas pueden ser graves e incluso fatales, especialmente entre adolescentes y niños mayores.

Una revisión retrospectiva de los registros del Departamento de Emergencias del Hospital St James en Leeds, Gran Bretaña entre enero de 1996 y junio del 2001, identificó 73 heridos por rifles de aire. Treinta y seis de ellos (49%) tenían 18 años o menos edad (promedio 15) y 29 (81%) eran  varones. En 16 niños el balín penetró la piel y en 4, esto produjo heridas graves dentro del abdomen o en la columna cervical.  En esta y otras series un tercio de las heridas comprometen el cuello o la cabeza, y ocurren en lugares públicos o en la casa. Son a menudo originadas por el disparo por parte de un pariente, amigo o incluso de la misma victima sin la supervisión de adultos. Las heridas intencionales son raras. Al contrario de lo que se pudiera pensar estas estadísticas han aumentado desde 1989 en Inglaterra y Gales. 
Las heridas graves y fatales originadas por este tipo de arma, son un problema importante en Inglaterra, así se han descrito series de 41 heridas oculares con consecuencias graves, que causaron pérdida de un ojo o parcial de la visión en el 40% de ellas.
Se ha descrito muertes por heridas cerebrales y de la medula espinal o incluso en el pecho o la producción de abscesos secundarios en estos sitios.    
El manejo de estas heridas debe ser similar a las de balas de armas de fuego. Los balines deben ser extraídos y si están en sitios peligrosos los especialistas: neurocirujanos, cirujanos de cuello o tórax deben colaborar en la extracción y manejo de las heridas.   
El problema persistirá mientras no se mejore las leyes que regulen la venta y uso de estas armas. Un control mas estricto de su venta, el uso supervisado por adultos y en lugares apropiados son requisitos para su existencia y utilización segura.

Comentario: el poder disparar un rifle de aire puede ser irresistible para un niño, ¿hacia donde?, ese puede ser el problema. En cada país el enfrentamiento de estos riesgos puede variar, pero las estadísticas anteriores nos deben hacer reflexionar sobre la conveniencia, de al menos, tener una postura frente a este tipo de armas e impulsar las medidas que eviten los accidentes mencionados.

Ceylan, H; McGowan, A; Stringer, M D. Air weapon injuries: a serious and persistent problem Archives of Disease in Childhood. Volume 86(4)April 2002, pp 234-235
 
 

 

Deja un comentario