Estudio sobre Niños y Perros


Si tienes hijos pequeños no tengas perros, si los tienes vigílalos permanentemente, pudiera ser la conclusión de este estudio.

Las mordeduras de perro son causa frecuentes de trauma grave en los niños y requieren tratamiento médico y quirúrgico con frecuencia. Existen algunas diferencias según las edades de los pacientes atacados, las que intentan determinar los autores de este estudio, miembros de la Universidad de Pittsburgh.

Para ellos revisan los registros de un Departamento de Emergencias infantiles durante los años 1999 y 2000 separando las edad de los niños en menores de 6 años y mayores de esa edad y las características epidemiológicas y clínicas (lesiones ) de cada grupo.

Trescientos ochenta y seis niños consultaron por mordeduras de perro en ese centro en el lapso mencionado. Los niños bajo los 6 años constituyeron el 52.8% de los afectados, Comparados con los mayores de esa edad un porcentaje mayor fue mordido por el perro de la casa cuyas vacunas antirrábicas estaban al día, . Una proporción mayor de niños pequeños fueron mordidos en la cara, en su propias casas. Como hechos importantes a destacar es que los niños pequeños no deben estar solos en presencia de perros aunque sean ellos los propios ya que tienen mayor riesgo a ser mordidos y de preferencia en la cara con consecuencias mas graves que los niños mayores.

Comentario:
Una costumbre cada vez mas frecuente en ciertas comunidades es la adquisición de perros ya sea como mascotas o guardianes. Sin embargo, pareciera ser que no siempre se piensa en los riesgos que esta costumbre significa. De este estudio se desprendería que no debiera existir perros de ningún tipo en los hogares con niños bajo los 7 años de edad y aun así si se decide tenerlos deberán ser entrenados y vigilados para no morder a los niños. Sobre esta edad los niños pueden ser enseñados a tratar y no molestar a los animales, para no inducir a sus ataques. Todos los perros pueden atacar a sus amos, solo los diferencia el estímulo y las condiciones que necesitan para hacerlo.

Bibliografía:
BERNARDO, LM et Al. A comparison of dog bite injuries in younger and older children treated in a pediatric emergency department. Pediatric Emergency Care. 18(3):247-249, June 2002.

Deja un comentario