Prevención de Caídas de Altura


Recomendaciones de la Academia Norteamericana de Pediatria para prevenir las caídas de altura:

Los pediatras deberían dar las siguientes guías anticipatorias acerca de la prevención de caídas de altura a los padres de niños que viven en edificios de mas de un piso.

  1. Supervisar a los niños pequeños siempre, y en especial cuando las ventanas están abiertas.
  2. Instalar seguros en las ventanas que impidan su deslizamiento. No permitir que se abran más de 10 centímetros.
  3. No usar seguros para impedir el ingreso de intrusos en las puertas, ya que pueden impedir la salida en caso de incendio.
  4. Instalar seguro de ventanas desde el piso segundo hacia arriba, según disposiciones de bomberos. Las rejillas para insectos no son seguras para impedir las caídas.
  5. Enseñar a los niños a no jugar en escaleras de escape, balcones, tejados, especialmente si no hay rejas protectoras. Incentivar los juegos en plazas y jardines a nivel del suelo. Asegurarse de que ellas cuentan con medidas de seguridad.
  6. Evite colocar muebles cerca de las ventanas que permitan a los niños alcanzarlas o llegar a balcones y tejados.

Los pediatras deberían incentivar los programas que difundan el uso de los seguros de las ventanas de común acuerdo con las autoridades de bomberos y municipalidades.

Las asociaciones de pediatras deberían trabajar con los constructores, arquitectos y fabricantes de ventanas para incentivarlos a diseñar productos que impidan las caídas y faciliten las salidas en caso de incendios, ej: ventanas que solo puedan abrir los adultos.

La legislación debiera obligar a los propietarios de edificios, a instalar seguros de ventanas removibles en los pisos superiores de sus departamentos. La educación de la comunidad es un componente importante en estos programas y los pediatras y sus asociaciones deberían incentivarlas.

Las regulaciones de los edificios debieran asegurar que los balcones, azoteas, tejados, y salidas de emergencias tengan barrotes verticales con separaciones no mayores a 10 cm. que sólo puedan ser sobrepasados por adultos.

Siempre que sea posible, debe plantarse pasto y setos en las bases de los edificios altos, de tal manera que sirvan para atenuar un impacto por una caída de altura.

Comentario: en la mayoría de los servicios de urgencia infantil, las caídas de altura son una causa frecuente de lesiones accidentales graves, como el traumatismo craneano y de columna cervical. Es por eso que estas recomendaciones parecen tan importantes, tanto para llevarlas a cabo en forma personal, como para alertar de su importancia a los encargados de proyectar y construir edificios de altura.

Bibliografía:
Bull, Marilyn AMERICAN ACADEMY OF PEDIATRICS, Committee on Injury and Poison Prevention Falls From Heights: Windows, Roofs, and Balconies Pediatrics 2001; 107(5): 1188-91

Deja un comentario